Pero solo en la misma lucha proletaria se puede asumir esa lucha, solo en la verdadera comunidad de lucha, los proletarios forjan las bases de la destrucción, de la crítica comunista de la familia, de la escuela y afirman su propio proyecto. Todo buscador de alternativas positivas en plena sociedad capitalista, vuelve a caer en el reformismo y el socialismo burgués, porque la verdadera alternativa a toda esa estructura social, a la familia, a la escuela, etc. solo puede surgir de esa negación en desarrollo, es decir de la afirmación del comunismo como movimiento general de negación de toda la sociedad actual. En dicha negación en acto, es evidente que los comunistas, que tienen la ventaja sobre los demás proletarios de tener la visión global del movimiento y de sus objetivos y que en todos los aspectos prácticos de la lucha se sitúen a la cabeza del proletariado desarrollen con todas sus fuerzas esa negación concreta de la familia, de la escuela, etc. pero no pueden ni un instante tener la ilusión de que abolirán dichas instituciones sin abolir la propiedad privada real de la cual emergen. De la misma manera que el feminismo es la respuesta burguesa a la "cuestión de la mujer", que el antiracismo es la respuesta burguesa a la "cuestión racial", que el ecologismo es la respuesta burguesa a la cuestión de la destrucción de las condiciones de vida humana, existen un conjunto complejo de respuestas burguesas a la cuestión de la familia, de la escuela, etc. Entre ellas cabe mencionar las ideologías de la familia alternativa, de la comunidad de vida, del amor libre, de la revolución en lo cotidiano, de las escuelas alternativas o "libres", etc. Como en los otros casos no se trata de una simple parcialización de una lucha proletaria, sino de una liquidación efectiva de la misma en base a un conjunto de proyectos reformistas y de ideologías que tienen todas en común la reforma y la reproducción de la vida necesaria a la mantención del asalariado. Solo la constitución del proletariado en clase y por lo tanto en Partido, en tanto que comunidad humana opuesta a todo el orden establecido, contiene en germen, en su desarrollo y en las relaciones humanas que en la lucha común se van forjando, la negación de la familia, la escuela, del paternalismo, del exclusivismo, y en el desarrollo efectivo de dicha negación encontrará en todos los proyectos reformistas de la escuela o de la familia un obstáculo que deberá barrer para imponer su revolución, aboliendo para siempre junto con la propiedad privada la escuela, la familia.

TE39F : Tesis 39F