Todas las corrientes, que apoyan en forma "crítica" o no, cualquier Estado (o gobierno) existente en el mundo hoy (stalinismo, troskismo, maoismo, tercermundismo, "anarquismo",...) no son otra cosa que formas  reactualizadas del socialismo burgués, cuya matriz fue la socialdemocracia como fuerza histórica. En la práctica todas esas fuerzas, además del apoyo a los aparatos del Estado burgués (gobiernos, sindicatos, parlamentos,...) y su contribución a las guerras capitalistas, son decisivas para transformar las necesidades del proletariado en reformas del capital, lo que las lleva inevitablemente a actuar siempre como fuerzas de choque del capital para el mantenimiento del orden burgués.

TE35 : Tesis 35