Las ideologías burguesas -expresiones de la comprensión limitada de la burguesía, cuyo horizonte no va más lejos que su propio sistema de explotación del hombre por el hombre- camuflan permanentemente la verdadera dimensión de la polarización de la sociedad entre burguesía y proletariado. La burguesía, parte así de su punto de vista democrático para explicar la democracia, de un punto de vista inmediatista y ahistórico, para explicar la sociedad ocultando el carácter transitorio de su modo de producción y en especial escondiendo la única fuerza revolucionaria capaz de suprimir esta sociedad: el proletariado. El proletariado, por el contrario, no teme al devenir histórico y por ello no requiere ideología de ningún tipo. Solo afirma su dictadura de clase como negación de todas las clases y como proceso de su autonegación, su propio ser es la negación de la sociedad capitalista, la catástrofe de ésta lo fuerza a constituirse en fuerza internacional que barrerá el sistema social, con todas sus ideologías.

TE13 : Tesis 13