Es posible transformar la sociedad! Los combates actuales en Brasil lo comprueban. La batalla brasilera, de la guerra social contra el capitalismo mundial, explota, al fin, de modo abierto y sin disfraces: piquetes, bloqueos, protestas, calles y avenidas incendiadas, saqueo y, últimamente, huelgas. ¡La lucha de los trabajadores por la libertad contra el Estado y el capitalismo es pujante y vive en cada uno de esos episodios! Es necesario examinar los avances, límites y posibilidades propuestas, para que el actual movimiento contra el orden reinante pueda continuar.

Antes que nada es importante recordar:

- La ola actual de luchas, revueltas, piquetes, fue preparada por huelgas y rebeliones que constituyeron tentativas de liberación de los trabajadores con respecto a la dictadura capitalista.

- El terror policial fue desplegado por todo el país contra cualquier oposición, contra los “indeseables sociales” que cruzan el camino de los burgueses y el Estado. Desde 2005 (masacre en la bajada Fluminense) y 2006 (mayo, junio y agosto: masacres y toque de queda en Sao Paulo), el terror policial fue brutal y generalizado en las favelas y contra las protestas/ocupaciones. Así, desde 2006, se produjeron los incendios en las favelas, en enero 2012 la masacre de Pinheirinho y también los toques de queda impuestos por traficantes y grupos policiales de exterminio, y/o los impuestos por jueces (“toques de queda contra menores”). El terror narco-policial impuesto es siempre para defender a los intereses turísticos, comerciales, inmobiliarios y portuarios.

- El creciente desenmascaramientos de las elecciones, de los partidos y del Estado…

- Otra causa es el escenario económico mundial, iniciado en 2007/08… En Brasil …el empeoramiento de las condiciones de vida es innegable: inflación, precarización en el trabajo y de los jubilados, aumento del precio de los alimentos y, en especial, de los inmuebles y del transporte urbano (detonador de las luchas)…

- Y no se puede separar la lucha rebelde, de los trabajadores en el Brasil, de la secuencia mundial de luchas contra los gobiernos, contra las medidas de miseria y esclavización impuesta a los trabajadores,  como tampoco se puede separar esas luchas de las masacres y represiones de quienes luchan. Francia (2006-07), Grecia (2008 y 2012), Birmania/Myanmar (2007), México (2007), Costa de Marfil (2007), Medio Oriente (2011), …y lo que ocurre, en este momento, en Suecia, Bulgaria, Turquía, Egipto. Es la misma batalla contra el mismo enemigo, combatido hoy en Brasil. Las protestas y rebeliones iniciadas el 17/20 de junio, encienden el fuego de la lucha en otros lugares. La lucha llegó a Paraguay, Colombia y ahora a Chile y Perú. Esta ligazón, que se produce en los hechos, es censurada siempre por los medios.

Es necesario definir los pros y los contras de esta lucha, para definir lo que hacer:

PROS:

1) Por primera vez, en toda la historia de Brasil, explotan, al mismo tiempo y en todo el territorio nacional, una serie de rebeliones, protestas, piquetes, partiendo de los propios trabajadores…

2) El movimiento se desarrolló de modo bastante espontáneo, sin seguir ordenes detalladas, trazadas por los vendedores de la clase trabajadora (como partidos y sindicatos…)

3) Los trabajadores movilizados en combate, respondiendo a los ataques económicos (prioritariamente aumento del costo de la vida, medidas de miseria y sacrificio) y policiales del sistema, redescubren las armas que los sindicatos, partidos, medios y el opresor régimen democrático les habían prohibido y censurado por décadas: bloqueos, piquetes, paralización de grandes (y pequeñas) ciudades….

4) La rapidez con la que el movimiento creció, por medio de la imitación y por la fuerza del ejemplo y la agilidad de las comunicaciones…

CONTRAS:

1) La fuerza del movimiento también puede transformarse en debilidad: la iniciativa de los trabajadores (muchos de ellos en edad escolar) se produce de modo un tanto desorganizado, sin estar conducida por objetivos y fuerzas revolucionarias. Con el pretexto de combatir a los partidos electorales, la organización llamada MPL (“Movimiento Pase Libre”), que la prensa exalta como una de las que “lidera” la lucha, hace todo lo posible para impedir que cualquier tipo de fuerza revolucionaria dirija las luchas. El MPL hace esto para dirigir las protestas y venderlas a la policía, y para ser reconocidos por las autoridades o porque les da el derecho de “negociar” a  puertas cerradas con ellas. Ello les da el derecho de cerrar negociaciones con los gobernantes, por encima de nuestras cabezas, diciendo que es en “nuestro nombre”. Para ello, llegarán hasta abrir las protestas a las fuerzas fascistas, conservadoras y patrióticas de extrema derecha, para apaciguar las protestas y hacerlas inofensivas, como arreglaron con las autoridades, a cambio de un espacio en la Televisión y por algunos centavos de menos en las tarifas de los ómnibus. Muchos de los que mandan en el MPL tienen relaciones con el PT o son del PSol. O sea que, partidos y sindicatos pueden ser apartados de las protestas, pero eso no impide que grupos “apartidarios”, de cobertura, que tienen el rabo aprisionado en aquellos, sean sus sustitutos y jueguen el mismísimo papel.

2) A pesar de que la expansión espontanea del movimiento responde a un cúmulo de descontento transformado en acción, luego de que la burguesía pusiera en juego sus medidas de miseria y terror policial, no toda la clase trabajadora se comprometió en la lucha. Los sindicatos y organizaciones de los trabajadores rurales, (en su gran mayoría dirigidos por el PT, por Dilma y fracciones a ellos ligadas), con el pretexto de que las manifestaciones eran una “conspiración de la derecha contra el gobierno”, hicieron un cordón sanitario en industrias, locales de trabajo, grandes establecimientos y áreas rurales. Fue por eso que hasta ahora ninguna fábrica paró, ningún local de trabajo fue ocupado, ninguna huelga fuera del control de ellos fue realizada. El apoyo de los obreros y trabajadores rurales es fundamental para acorralar a la burguesía…

3) A partir de la tercera semana de las manifestaciones (21-28 de junio), la táctica de los enemigos, infiltrados en las protestas, ha sido: a) Impedir las grandes manifestaciones, quebrándolas en manifestacioncitas, pequeñas y sin ligazón, en varios barrios y ciudades. Para eso los sindicatos están haciendo llamados a “huelgas” localizadas y a un día de espectáculo teatral de “huelga general”, para que luego nadie más levante cabeza. b) Buscar descalificar socialmente a los sectores sociales más avanzados y que toman la iniciativa en los enfrentamientos. La prensa , el MPL, los grupos atrasados y patrióticos, los sindicatos, iniciaron una campaña de difamación contra aquellos, a los que califican de “vándalos”… Todos ellos, para impedir la solidaridad entre manifestantes, para aislar a unos de los otros, arreglan las “protestas” con la policía, transformándolas en indefensos desfiles tipo 7 de setiembre, que en nada incomodan al poder. También incentivan y practican la delación de los manifestantes, facilitando el trabajo del terror policial contra quien se opone al sistema. …Los verdaderos infiltrados son los canallas: que gritan “sin violencia”, que entregan a los manifestantes (principalmente de la periferia –suburbios-), que arreglan las protestas con las autoridades…

 

4) Una expansión rápida, pero desorganizada, de las manifestaciones favorece a largo plazo los objetivos del enemigo de dentro (MPL, fuerzas demagógicas patrióticas) y de afuera (prensa, policía, partidos, sindicatos) del movimiento… Todos los gobernantes y especialistas en represión (incluyendo a los veteranos de la dictadura militar) en todo el país, ya están de acuerdo y siendo asesorados por los servicios secretos europeos, norteamericanos e israelitas, que están bastante preocupados con lo que ocurre actualmente en Brasil.

PROPUESTAS:

1) La única forma de garantizar la continuidad del movimiento es que sea transformado y se fortalezcan y garanticen los contactos y articulaciones entre los grupos más avanzados que se orienten contra el Estado, los partidos, los sindicatos, etc. El MPL y los patriotas deben ser expulsados de las manifestaciones (deben ser atacados) junto con la policía, los gobernantes y los responsables de la miseria de los trabajadores, las mafias de los transportes y los sectores empresariales directamente interesados en el aumento del costo de vida (bancos, financieras, compañías de luz y agua, grandes mayorista y las redes minoristas). Solo con una lucha autónoma, llevada por la clase trabajadora y en su interés, apoyada por los contactos/aproximaciones entre grupos avanzados, hay un futuro posible. Identificar /combatir/denunciar/aislar dentro y fuera de internet, todo grupo y fuerza que quiera vaciar las protestas, que hace arreglos con las autoridades sobre el trayecto de las mismas, que impide que las manifestaciones lleguen hasta las puertas de las fábricas, hasta las periferias –suburbios- o que las encierren y atrapan en los intereses de los patrones. Denunciar a los jefes y candidatos a jefes, que intentan vender las protestas y que pretenden hablar en nuestro nombre y hacen arreglos con el sistema (siguen varios nombres de “representantes” del MPL- NDR)…

2) Las protestas tienen que ser conducidas hacia lugares decisivos: carreteras importantes, puertas de fábricas y refinerías, grandes establecimientos comerciales y periferias. A su debido tiempo debe ser hecho el sabotaje de la economía (herida abierta en la burguesía que durante las protestas constata que la bolsa cayó varias veces)…La mejor manera de promover huelgas espontáneas (libres de patrones y sindicatos) en las empresas es llevando las marchas hacia las puertas, llamando a los trabajadores a parar el trabajo, trasmitiéndoles confianza en un movimiento cuya fuerza los apoya y que ellos intensifican en la medida en que participan en el mismo... Una vez más: correr a pedradas a los manipuladores que intentan encerrar las protestas para ganar el apoyo de las autoridades. El 20 de junio fueron los vendidos del MPL que impidieron que una columna de manifestantes cercara e invadiera  el local del Globo de Sao Paulo…Denunciar los enemigos internos/externos de las protestas. ¡Nadie nos representa, ni habla o negocia en nuestro nombre!

3) La lucha [no] se desenvuelve según los sueños de sus participantes, sino en conformidad con la realidad, de la cual hace parte, y en contra la violencia del Estado, contra los intereses de éste (todas las protestas son violentas, hasta las pacíficas si incomodan al Estado). Oponer al terror gubernamental la violencia organizada de los trabajadores. El gobierno y la burguesía temen el aumento de la fuerza y violencia de las protestas…

4) Antes de que la lucha sea masacrada, por el vaciamiento que el sistema quiere imponer, y antes de que el MPL la encuadre, poniendo adelante a los partidos y sindicatos, con el pretexto de “combatir a la derecha”, es necesario reunir y agrupar los elementos y grupos más avanzados, capaces de organizar la lucha en los locales de trabajo, vivienda y estudio, capaces de mantener la llama encendida, capaces de lanzar acciones de protestas por las redes sociales llamando a prescindir del MPL y “Anonymous”, y realizar acciones frecuentes de propaganda, intervenciones ofensivas, fortaleciendo la lucha como ejemplo e incentivo que desmoralicen al Estado y su sistema. Es necesario favorecer el  intercambio, diálogo, discusión entre todos los elementos avanzados y combativos, demostrando la independencia con relación al MPL, partidos, sindicatos, derecha, “Anonymous” y afines, para identificar/combatir los enemigos de la clase trabajadora y la lucha, comprometiéndose con la clarificación teórico militante entre ellos y con el resto de la clase trabajadora, asumiendo una agenda revolucionaria que apunte a ultrapasar la actual sociedad, centralizar/coordinar los esfuerzos de los sectores más avanzados (evitando la división/debilitamiento que el enemigo quiere imponer)…

¡LA LUCHA NO SE REDUCE SOLO AL TRANSPORTE, QUEREMOS TODO PORQUE TENEMOS UN MUNDO PARA GANAR!

¡NI UN PASO ATRÁS! ¡NI PARTIDOS, NI SINDICATOS, NI DERECHA, NI MPL!
¡FUERA DE LA REVOLUCIÓN TODO ES ILUSIÓN!
¡SER PATRIOTA ES SER IDIOTA!
¡BOICOTEAR EL POSIBLE PLEBISCITO DEL GOBIERNO!

LEVANTAR LAS BANDERAS UNIVERSALES DE LA CLASE TRABAJADORA:
¡BANDERA ROJA Y BANDERA NEGRA DE LA REVOUCIÓN MUNDIAL!
¡QUE VIVAN LAS LLAMAS DE LA REVUELTA
QUE INCENDIEN TODO EL MUNDO!
REVOLUCION UNIVERSAL


(desde algún lugar de Brasil)Junio-julio 2013.

 

¡NO DEJEMOS QUE LA LLAMA DE LA REVUELTA SE APAGUE!

Los trabajadores en Brasil libran una batalla histórica contra el sistema capitalista, contra el Estado. Patrones y gobernantes intentan enfriar nuestra lucha bajando algunos centésimos en los precios de los pasajes de autobús y tratando de que quienes se oponen al sistema caigan en la trampa del plebiscito.
Es urgente extender la rebelión, expulsando a los infiltrados (partidos, sindicatos, Ongs, MPL –Movimiento Pase Libre, patriotas y la derecha del “Acorda –despierta- Brasil”) que tratan de canalizarla hacia objetivos burgueses: apoyar/denunciar ese o aquel político, mendigar nuevas leyes, hacer tratos con las autoridades, impedir el éxito de la lucha contra el sistema. El movimiento se desencadenó contra los efectos de la crisis económica (inflación, subida del costo de los alimentos, del transporte) y contra la violencia policíaca – ataque a la protesta del 13 de junio en San Pablo, sin contar la ola de “toques de queda” narco-policiales, carnicerías, incendios en las favelas, ejecuciones de trabajadores rurales/indígenas –.
La revuelta que se hizo fuerte a partir del 17 de junio, fue desencadenada por los trabajadores mismos, sin partidos, ni sindicatos. Se necesita identificar a los grupos que están vendiendo el movimiento a la policía, que buscan imponer el seguidismo hacían políticos/sindicalistas; es decir combatir contra quienes intentan digitar y desviar la lucha existente por la libertad, por una sociedad sin patrones, ni gobierno. ¡Autonomía total de los trabajadores en lucha!
La revuelta se extiende en el país. Sin embargo, la misma sólo podrá vencer si es conducida por organizaciones revolucionarias de los trabajadores actuando con autonomía total con respecto a burgueses y gobernantes. La revuelta debe organizarse desde los lugares de trabajo, vivienda y estudio. Parar y copar las fábricas, haciendas, universidades, centros comerciales, con piquetes, marchas y bloqueos; llamando a la participación de todos. ¡Fortalecer e iniciar las protestas en los suburbios, unir las marchas de protestas entre los centros urbanos y los suburbios!
Los que combaten al Estado, la policía, las empresas (incluidas las de transporte), los partidos, sindicatos y centros comerciales SON TRABAJADORES CONSCIENTES luchando contra el sistema. Gobierno, prensa, MPL, derecha patriótico-fascista SON INFILTRADOS: incriminan/acusan y entregan a los manifestantes para desunir el movimiento; atacan a los trabajadores de los suburbios y favelas en las protestas. Tratan de acorralar/desviar la ofensiva contra el Estado. Los gobernantes sólo se intimidaron cuando el movimiento creció en número y violencia. Entonces, es imprescindible organizar la defensa armada de los piquetes (bloquear empresas y autopistas, ¡SABOTEAR LA ECONOMÍA!) y de los saqueos (trabajadores recuperando lo que patrones y gobierno les han robado, pero escogiendo los blancos, no atacando a otros trabajadores).
Resulta imprescindible atacar en las áreas y horas menos monitorizadas, porque en las protestas están organizando trampas. Las protestas y huelgas deben organizarse sin ningún tipo de preaviso.
El movimiento de los trabajadores crece operando con las nuevas tecnologías. Pero ellas también son medios de rastreo – 20-21 de junio el gobierno quitó del aire el Facebook, 1 noche antes de la “huelga general” de los sindicatos, apagó internet (10 de julio). Nuestros enemigos quieren que el movimiento sea fugaz y así como creció que termine pronto, sin tiempo de transformarse en una lucha duradera/consciente/organizada. Los grupos más revolucionarios y combativos deben desarrollar sus vínculos y unir esfuerzos: ello afirma las protestas y permite que la lucha sobreviva tras la baja de las mayores movilizaciones masivas. Cultivar la solidaridad con las luchas en otros países (lo que los patriotas tratan de impedir). Las luchas en Turquía, Bulgaria, Suecia, Medio Oriente son contra el mismo enemigo: la dictadura capitalista y el Estado. Contactar los manifestantes de otros países, ante todo ahora que la revuelta alcanzó Paraguay, Chile Colombia y Perú (¿por qué la prensa no habló nada sobre eso?).


¡COMBATIR PARTIDOS, SINDICATOS, MPL, PATRIOTAS DEL “ACORDA BRASIL” Y OTROS FARSANTES!
¡NI PLEBISCITO TEATRAL NI FALSA HUELGA GENERAL HECHA POR LOS SINDICATOS PARA ENFRIAR LAS PROTESTAS!
¡TOMAR LAS CALLES, HACIENDAS, LOCALES DE TRABAJO! ¡MOVILIZAR LOS SUBURBIOS!
¡MUERTE AL ESTADO Y AL CAPITALISMO! ¡LA REVOLUCIÓN ES LA SOLUCIÓN!


Revolución universal, julio del 2013 - revolucaouniversal@yahoo.com

NOTAS:

1 Este documento es muy importante, aunque guarda las huellas de haber sido escrito en medio del combate, por compañeros que afirman las posiciones revolucionarias. Muchas veces puede ser de difícil comprensión desde fuera de la batalla y más aún para quien nos lee fuera de Brasil. Hubiésemos querido publicar íntegro todo el material que esos compañeros han difundido, pero nos es imposible, incluso por razones de espacio. Por eso publicamos extractos y, además de ello, nos hemos visto obligados, por diversas razones, a optar por una versión (cabe subrayar que los compañeros redactaron dos versiones del mismo documento) en vez de otra, así como a tomar ciertas partes de otra versión en función de la claridad. Por supuesto que hemos querido subrayar lo mejor y más trascendente, internacionalmente, de lo que los compañeros afirman. Creemos haberlo hecho lo mejor posible, pero asumimos nuestra responsabilidad en los errores que podamos haber cometido en la selección y traducción. NDR


CO63.2.2 Anexo 2: ¡generalizar los combates!¡muerte a la paz social!

DE REVOLUCIÓN UNIVERSAL JUNIO/JULIO 2013 (EXTRACTOS (1))