En esta época, en que la concreción de la catástrofe de la sociedad burguesa la viven cotidianamente millones de proletarios en todas partes del globo, queremos subrayar las posiciones de los militantes y grupos que, contra viento y marea, gritan abiertamente que no hay nada de natural en las anunciadas catástrofes, que tampoco son la culpa del “hombre” a secas, como dicen los medios de fabricación de la opinión, sino exclusivamente la dictadura de la ganancia del capital. Publicamos a continuación la declaración de denuncia que hiciera el GLP desde el Perú frente al terremoto que devastó las tierras de la región peruana, afuera y en contra de todas las campañas de mentiras y lloriqueos que los medios orquestaron. Ayer Perú, hoy Bangladesh, mañana… las causas son las mismas, las mentiras también, el inmundo sistema social burgués es una permanente catástrofe para la especie humana. Y frente a ello también hay dos prácticas antagónicas, la caridad y la lucha, el humanitarismo y la revuelta, las campañas burguesas y la lucha del proletariado, la criminal reproducción ampliada del capitalismo y la lucha por la revolución social.

 

---------------------------------------------------------------------------------

 

TERREMOTO Y CAPITALISMO

Nuestro grupo sale al frente de la gigantesca campaña de lloriqueos y mentiras en relación al reciente terremoto que afecto a los proletarios de Ica, Chincha, Pisco y Huancavelica y denunciamos que el autentico causante de tanta muerte y devastacion no es la naturaleza sino este sistema putrefacto llamado capitalismo. A continuación enumeramos nuestras conclusiones.

1) la negligencia estatal y las miserables condiciones de vida de los proletarios contribuyeron a la devastacion y las muertes.

En el Perú siempre han habido y habrán terremotos. La burguesía,  su Estado lo saben bien. Y sabían que Ica es uno de las zonas amenazadas por un sismo desde  hace un año atras según un  informe predictibo del Instituto Geofísico; sin embargo, nada se hizo: en el lugar no se instalaron despensas, ni reservorios de agua, ni centrales eléctricas de emergencia u hospitales con el mínimo equipamiento para desastres. El día 15 de agosto llegó el terremoto y todo se vino abajo; los proletarios sobrevivientes  quedaron a oscuras, en shock, con hambre, frío, heridos y muertos a centenas, durmiendo a la intemperie. Los poquísimos hospitales colapsaron casi inmediatamente al saturarse de victimas y varios se cayeron muriendo muchos proletarios aplastados. Como un huracán  en tres feroces minutos no solo se cayeron casas y edificios sino se vino abajo tambien el mito del crecimiento y de la prosperidad economica de ica quedando al descubierto la infame miseria de los proletarios. Comenzando por los cientos de muertos por la caída de casas hechas de adobe, debido a los míseros sueldos que paga la burguesía agroexportadora  y que no alcanza para comprar material noble. Los proletarios construyeron a si sus propias tumbas.

Con ello se demuestra que a la burguesía y su Estado les interesa un carajo como vive el proletariado. Para ellos primero son los negocios y las ganancias; vender la “Ica turística”,”agroexportadora”, llenándose la jeta con el “cero desempleo”,”el paraíso de las inversiones”. Y  ahí están las consecuencias: miles de damnificados que perdieron lo poco que tenían. Así se revela las dos caras del capital: riqueza y miseria, conviviendo, juntas en ica, como en todo el perú, cómo en todo el planeta.

2) la mentada “ayuda” tuvo caracter comercial y represivo.

A medida que transcurrían las horas y llegaban los informes, la burguesía y sus medios se regodeaban con las lágrimas y los pedidos de ayuda desesperados de los damnificados. A través de la radio y la tv se comienza a desplegar  “campañas de solidaridad”,”peruanos unidos” y demás sandeces con lo cual se dedicaban a idiotizar al resto del proletariado con harto derroche de hipocresía, y sentimentalismo. Surge entonces el gran show de la caridad  y por el escenario montado por la burguesía desfilaron Telefónica, las mineras, cerveceras, textiles, bancos, adex, confiep, deportistas, curas, la farándula, cantantes y toda la mierda telegénica. Las empresas, por supuesto, aprovechando para marketearse con gigantescos avisos colocados sobre sus “donaciones”.

A la miserable e hipócrita cruzada se hicieron presentes los políticos con García a la cabeza, sus ministros, los congresistas, alcaldes, presidentes regionales, todos dedicados a figuretear (con lagrimas de cocodrilo de por medio) en medio de las ruinas y los cadáveres aun tibios. No podía faltar la izquierda del capital : las ong; la cgtp que prometió no hacer “paros” en estos días; el sutep y los buenos chicos de Patria Roja (la “jotace” con gorras y politos incluidos), los anarcocenegistas juntando ropa en plaza Francia y los humalistas con sus hordas regalando latas con la cara de Chávez.  A pesar de todo, la “ayuda” no llegaba y la cólera proletaria amenazaba por convertirse en hechos. Consciente de ello García y los jefes policiales hicieron llamados a la “tranquilidad” a la vez que despacharon contingentes de tombos y milicos para “garantizar la seguridad», es decir, para proteger la propiedad  privada. en esta medida se rebelo el terror burgues a un levantamiento proletario y a la generalizacion del pillaje como se dio despues. ¡a la desesperacion y rabia proletarias, el estado burgues respondio con lo de siempre: zanahoria y balas!!!!!!!

3) el proletariado no espero e impuso la dictadura de las necesidades.

El proletariado no creyó por más tiempo las mentiras del gobierno ni hizo caso a los llamados a la calma ni a la pasividad, pues la “ayuda” nunca llegaba. Los proletarios más decididos y llenos de odio a este orden que los (nos!) condena a morir a pedazos, tomo las calles y asalto los centros mercantiles que aun quedaban en pie, cagandose en la sacrosanta propiedad privada. Primero saquearon los camiones atascados en la carretera; luego, las tiendas, depósitos y farmacias, pasando por encima incluso, de la policía y los milicos ya desplegados en la ciudad devastada. Los proletarios levantaron todo lo necesario para sobrevivir (arroz, leche, pan, fideos, pañales, medicinas) y, como no, la rabiosa prensa de la burguesía vomitó sus informes afirmando que los saqueos eran obra de “pandilleros”, “buitres”,”maleantes” o los presos evadidos de Cachiche y Tambo de Mora. puras mentiras. fue el proletariado, nuestros hermanos de clase quienes sin esperar la caridad burguesa de lima se apropiaban, por la violencia, de los productos que nos pertenecen.  Desesperada, en Lima, la burguesía aceleró el acopio de  donaciones y el ministro de la represión, Alva Castro, despachó más milicos para reimponer la paz social que era amenazada por un desborde insurreccional.

4) el desastre evidencio la dictadura del dinero, el imperio de la mercancia.

Claramente se vio como es la maldita comunidad del dinero, el reino del Capital el que manda en esta sociedad democrática y no las necesidades humanas. Casi inmediatamente después del terremoto los precios se dispararon:3 panes por un sol; dos soles por una caja de fósforos; la botella de agua a 10 soles, etc.!!!!!!. En las zonas devastadas quien no poseía el reputo dinero se jodía. La mayoría de los proletarios son peones, obreros y eventuales, con ingresos ínfimos. Así pues comieron en ollas comunes incluso hasta carne de gato. Y en medio de esta situación la mercancía no pierde sus fueros y el dinero es el mediador obligado para satisfacer las necesidades. El proletariado al no poseerlo saqueó y satisfizo directamen te sus necesidades. Este es el verdadero problema, no la “corrupción” ni los “malditos” que suben los precios. El problema real es este sistema basado en el mercado, la mercancia, la oferta y la demanda, la produccion al servicio de las ganancias.  Por supuesto, la subida de precios ahora se extiende a los ladrillos y el cemento con el negocio de la “reconstrucción”, ante lo cual el asesino García  y toda la prensa hipócrita se estremecen y chillan pidiendo “investigación “ a indecopi, sabiendo que esto es parte del show humanitario y que todo quedara en informes tardíos y amañados.

5) la reconstruccion, otro negocio para la burguesia.

Y la burguesía, solo pocas horas después del desastre, se frotaba las manos, sobre la sangre proletaria aún fresca. El negocio incluirá la reconstrucción de viviendas, edificios, hospitales, hoteles, carreteras, cárceles. Desde el saque congresistas, ministros, economistas y demás parásitos clamaron por entregar la reconstrucción a la empresa privada. El Estado ha hecho un llamado a todos los buitres de la burguesía para que vayan a invertir en la reconstrucción “pues tendrán buenas ganancias”.Para ello ya anunció la concesión del agua potable, la luz, los aeropuertos y puertos y todo lo que haya. El nombramiento del pollero y asesino Favre como jefe de FORSUR (acompañado de otros burgueses como Climper, Figari o Kuscinsky) representará una nueva danza de millones a favor de nuestros enemigos. Como en la reconstrucción de Irak después del bombardeo yanqui; como en México del 85, o Indonesia y Nueva Orleáns en 2005 ¡¡una vez mas los capitales se revalorizan sobre montañas de ruinas y cadaveres proletarios!!!

Y eso será la reconstrucción. los proletarios volveran a ser explotados, a ser esclavos asalariados y la plusvalia nuevamente sera apropiada y almacenada a costa de nuestro sudor!!!.

Esto es lo que se esconde detrás del terremoto en Ica y de lo que nadie quiere hablar. Esta es la verdadera faz del Capital: explotación y ganancias.

¡NO SON LOS FENOMENOS NATURALES LOS ENEMIGOS DE NUESTRA CLASE
SINO EL CAPITALISMO ASESINO DE LA HUMANIDAD!

¡ABAJO LAS HIPOCRITAS CAMPAÑAS CARITATIVAS POR LOS DANMIFICADOS!

¡LA UNICA Y VERDADERA AYUDA PARA NUESTROS HERMANOS DE CLASE EN ICA
ES LUCHAR POR DESTRUIR ESTE SISTEMA PUTRFACTO!

¡VIVA EL COMUNISMO Y LA ANARQUIA!

G. L. P.

Página web y contacto:
www.geocities.com/grupolp/glproletaria@hotmail.com



CO57.2 RECIBIMOS Y PUBLICAMOS:
TERREMOTO Y CAPITALISMO