Oventic, Chis., 8 de agosto.

La autonomía indígena, basada en los incumplidos acuerdos de San Andrés

...Primero se crearon los municipios rebeldes y dos años después también se declararon autónomos. Hoy la autonomía indígena, el autogobierno de los pueblos rebeldes, es una realidad. En la actualidad hay más de 30 municipios autónomos, cuya influencia abarca la mitad del territorio de Chiapas.

A fines del 94 los zapatistas comenzaron la formación de municipios indígenas regidos de acuerdo con sus usos y costumbres.

El anuncio del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de crear juntas de buen gobierno en los cinco Caracoles (antes llamados Aguascalientes) representa una nueva etapa de este proceso y, al mismo tiempo, la consolidación de la autorganización comunitaria.

La distribución de dichas juntas corresponde a las distintas zonas que conforman al movimiento de acuerdo con la geografía de los pueblos rebeldes y sus relaciones entre sí: los Altos (tzotzil), el Norte (chol), Altamirano (tzeltal-tojolabal), selva tojolabal y selva tzeltal.

Este nuevo gobierno regional representa un esfuerzo organizativo de las comunidades para enfrentar los problemas del autogobierno y para construir un puente más directo entre ellas y el mundo. Han sido casi 10 años en que las comunidades zapatistas han resistido sin la ayuda de autoridades ni de presupuesto oficial alguno, en medio de un cerco militar y del hostigamiento de fuerzas gubernamentales y paramilitares que han dejado un saldo de miles de indígenas desplazados de sus pueblos de origen...

Hoy hace siete años surgió el primer Aguascalientes en el corazón del territorio zapatista, el primer intento por construir un espacio de encuentro y de diálogo entre la sociedad civil y los rebeldes. Ahí surgió la Convención Nacional Democrática, que fue el primer intento de organizar una fuerza de la sociedad civil a favor de la paz y de la democracia. Pero la propuesta feneció.

El funcionamiento de los Caracoles

Los municipios autónomos están integrados por las comunidades indígenas dentro de los territorios con influencia zapatista. Las comunidades comprendidas en cada municipio rebelde han decidido voluntariamente su participación mediante asambleas comunitarias. Las comunidades organizadas para la resistencia eligen, de acuerdo con sus usos y costumbres, es decir en asamblea, a sus representantes para el concejo municipal autónomo, la autoridad colegiada del ayuntamiento rebelde. Las autoridades y delegados son revocables en caso de no cumplir con los mandatos de la asamblea de las comunidades. Ahora estarán coordinados regionalmente desde los Caracoles...

Los concejos autónomos están integrados por un presidente, secretario, ministros de justicia, de asuntos agrarios, del comité de salud, de educación y el responsable del registro civil.

Sus funciones son la impartición de justicia, la salud comunitaria, la educación, la vivienda, la tierra, el trabajo, la alimentación, el comercio, la información, la cultura y el tránsito local. Algunos municipios autónomos han abierto sus propios registros de matrimonios, nacimientos y defunciones. En muchos lugares, también reciben la asesoría de las autoridades tradicionales o de los consejos de ancianos. El alcance de las acciones de los municipios dependen de su consolidación. Su presupuesto se obtiene por la cooperación de sus integrantes o de la ayuda solidaria. Los miembros de los concejos autónomos no reciben remuneración...

Mexico D.F. Domingo 10 de agosto de 2003

En marcha, las juntas de buen gobierno; atenderán también a los no zapatistas, afirman ...

Anuncian el retiro de retenes del EZLN y eliminan el cobro en caminos de territorios rebeldes

...Antes de instalar las juntas de buen gobierno de los municipios autónomos rebeldes zapatistas, los comandantes y comandantas les hablaron a sus propios pueblos, a los indígenas de otras organizaciones que conviven con las bases de apoyo zapatistas en las comunidades, a las mujeres de los municipios autónomos, a los pueblos de todo México, a los campesinos, los jóvenes... A los desobedientes del mundo..

La primera vuelta del Caracol expansivo en el acto celebrado hoy en Oventic la dio el comandante David: “Deseamos que todo comience bien en este Caracol, lugar de encuentro de los distintos mundos. Aquí es la casa de todos los que sueñan un mundo más justo y humano”. Con paciencia de seda fueron tejiendo el mensaje las comandantas Rosalinda y Esther. El comandante Tacho les habló a los campesinos de México. Omar a los jóvenes. Fidelia a las mujeres (“nosotras vamos a obligar obligatoriamente nuestro respeto”, dijo entre aplausos).

Entre los acuerdos propuestos por los zapatistas -que deben ser suscritos y, en su caso, ampliados por organizaciones que sean “independientes”- destacan el respeto a la autonomía e independencia de las organizaciones sociales; la promoción de formas de autogobierno y autogestión en todo el territorio nacional, y el impulso de la rebeldía y la resistencia civil y pacífica frente a las disposiciones del mal gobierno y los partidos políticos.

El EZLN, a su vez, propuso la formación de “una red de comercio básico” entre comunidades y el fomento “del consumo básico en locales y comercios nacionales”. También convocó a “formar una red de información y cultura” a escalas local, regional y nacional para demandar a los medios información veraz y balanceada, así como a organizar la defensa y promoción de la cultura local y de las ciencias y las artes universales.

En el plan defiende siete demandas que abarcan la defensa de la propiedad ejidal y comunal de la tierra y la protección y defensa de los recursos naturales; un trabajo digno y un salario justo para todos. Se suman las demandas de vivienda digna, salud pública gratuita, alimentación y vestido para todos, así como una educación laica y gratuita a niños y jóvenes. También se agrega el respeto a la dignidad de la mujer, el niño y el anciano.

En el acto hablaron 10 comandantes zapatistas.

México D.F. Lunes 11 de agosto de 2003

Miles de indígenas atestiguan el estreno de las juntas de gobierno

...El Congreso Nacional Indígena celebró ‘’con humildad y esperanza el gran paso que han dado nuestros hermanos del EZLN, en la consolidación y profundización de su proceso de autonomía’’ con la creación de los Caracoles y las juntas de buen gobierno, ‘’que habrán de ser las instancias regionales que posibiliten el ejercicio concreto de su autonomía y libre determinación, de conformidad con lo establecido en los acuerdos de San Andrés y la iniciativa de la Cocopa’’, que fue rechazada por el Congreso de la Unión.

Los integrantes del CNI, instancia que agrupa a buena parte del movimiento indígena nacional, declararon que ‘’con esta iniciativa el EZLN reafirma su vocación democrática y pacífica, y nos muestra nuevos caminos y nuevas formas’’ que posibilitan ejercer ‘’el derecho a la libre determinación de los pueblos indígenas’’. Este paso, añadieron, es ‘’una importante contribución a la defensa de la soberanía nacional, que día a día es entregada por el Estado, en la práctica y en la ley, a los intereses de la globalización neoliberal’’. Los indígenas consideraron «la iniciativa zapatista de las juntas de buen gobierno’’ como ‘’la mejor respuesta a la traición del Estado mexicano que persistentemente se ha negado a reconocer constitucionalmente los derechos indígenas plasmados en la iniciativa de la Cocopa’’.

Extractos de LA JORNADA 9, 10 Y 11 DE AGOSTO DE 2003

 

Estelas, caracoles,

autonomías, buen gobierno.

Viento, espejitos de colores

y más cuentos del tío.

 

Con bombos y platillos y el apoyo de todos los medios, Marcos y compañía lanzaron la enésima campaña publicitaria para legitimar y justificar su reformismo sin actos, su autonomismo sin autonomía de clase, su perorata acerca de los buenos derechos, sin ningún hecho capaz de cambiar la miserable vida del proletariado y particularmente del proletariado indígena de la zona de Chiapas. Hoy se reconoce que la miseria proletaria en la zona es mayor que hace una década atrás. Con un lenguaje para entendidos, con juegos de palabras y de conceptos, hablando de treceava estelas y dándoles más vuelta que los caracoles a cada cosa, estos sectores de la izquierda bien pensante, mezcla de catolicismo, estalinismo y pseudoneoreformismo anunciaron al mundo su “nueva” verdad revelada. Difícil detrás de tanta estela, caracol, espejitos de colores, autonomías, promesas de buenos gobiernos, saber de que se trata, y no dudamos que la función espectacular de confucionismo generalizado la logre cumplir. Para eso están, para eso trabajan, hasta nos han querido vender nuevamente como bueno para cambiar las cosas el parlamento y la bandera de México, que desde siempre los revolucionarios de dicho país denunciaron. Pero luego de lecturas y lecturas, nuestra posición es clara: detrás de tanto velo no hay nada más que viento, espejitos de colores y más cuentos del tío.

Autonomías, autogobiernos, autoorganización, derechos de los indígenas, buen gobierno, democracia, paz... palabras vacías, habladurías, cháchara barata, ¿cuándo los gobiernos fueron buenos? ¿qué otra cosa es el capitalismo sino las autonomías locales y sectoriales? ¿cuándo el otorgamiento de derechos a los indígenas implicó que el estado los tratase mejor? Cuanto más autonomías, derechos, más democracia y más paz, los proletarios y particularmente los proletarios indígenas han recibido más miseria, más palo, más paramilitares y más banderas mexicanas.

Contrariamente a la propaganda estatista de los amigos de Marcos, nunca los derechos democráticos podrán solucionar el problema de los indígenas, el problema de la tierra, el problema de la miseria, como, por otra parte lo constataba y expresaba el propio Zapata:

“Gobierno militar primero y parlamentario después; reformas en la administración para que quede reorganizada; pureza ideal en el manejo de fondos públicos; responsabilidades oficiales escrupulosamente exigidas; libertad de imprenta para los que no saben escribir: libertad de votar para los que no conocen a los candidatos: correcta

PERLA DE LA BURGUESÍA

De “Los caracoles, el realismo mágico y los agujeros en el ozono” John Holoway.

“El agujero en la capa de ozono está creciendo... Pero hay otros agujeros..., los agujeros en el capitalismo... Los zapatistas constituyen uno de los agujeros más grandes y bellos en el capitalismo hoy.... La celebración del nacimiento de los Caracoles y el comunicado que la anticipó (“La treceava estela”) enfatizan otra vez la magia y el realismo, el realismo mágico, del No zapatista.

Memoria (cemos@servidor.unam.mx)  número 176 de octubre de 2003.

 

administración de justicia para los que jamás ocuparon a un abogado. Todas estas bellezas democráticas, todas esas grandes palabras que nuestros abuelos y nuestros padres se deleitaron, han perdido hoy su mágico atractivo y su significación para nuestros pueblos. Este ha visto que con elecciones y sin elecciones, con sufragio efectivo y sin él, con dictadura porfiriana y con democracia maderista, con prensa amordazada y con libertinaje de prensa, siempre y de todos modos él sigue rumiando sus amarguras, padeciendo sus miserias, devorando sus humillaciones inacabables, y por eso teme, con razón que los libertadores de hoy vayan a ser iguales a los caudillos de ayer...” (Manifiesto “Al pueblo mexicano” Firmado por Emiliano Zapata y otros generales el 14 de agosto de 1914

Contra toda tentativa de canalizar la lucha revolucionaria hacia los derechos democráticos el mismo Manifiesto declara explícitamente que “Se lanzó a la revuelta no para conquistar ilusorios derechos políticos que no dan de comer, sino para procurar el pedazo de tierra que ha de proporcionarle alimento y libertad”   

El estado burgués hace todo para convencer a sus súbditos de que el problema no es el sistema social capitalista, sino simplemente una cuestión de autonomía y de cambiar malos por “buenos gobiernos”.  Ricardo Flores Magón decía claramente “no hay que esperar nada de ningún gobierno porque estos no son otra cosa que guardianes de la clase capitalista”(a). El ultramediatizado comandante Marcos, por el contrario. dice hoy: “En mi carácter de mando militar de las tropas zapatistas les comunico que, a partir de ahora, los Consejos Autónomos no podrán recurrir a las fuerzas milicianas para las labores de gobierno. Deberán, por tanto, esforzarse en hacer como deben hacer todos los buenos gobiernos, es decir, recurrir a la razón y no a la fuerza para gobernar”.

SOBRE LA AUTONOMÍA

El secreto de la revolución es la autonomía. Pero no de cualquier autonomía, sino muy precisamente de la autonomía del proletariado con respecto a la clase enemiga. Esto quiere decir concretamente, que el secreto de la revolución es la constitución del proletariado en clase y por lo tanto, en partido opuesto a todo el orden establecido. Más concretamente todavía, ello implica la condena del parlamentarismo, del sindicalismo, del frentismo y los revolucionarios lo han expresado bajo la fórmula sintetizadora de “organizarse afuera y contra todos los aparatos del estado burgués”

De la única autonomía que los revolucionarios se reivindican es de esa contraposición histórica. Es verdad que también es correcto hablar de autonomía táctica, de grupos de acción frente al estado burgués, sin evidentemente perder de vista la centralización programática, de dirección, de proyecto histórico del proletariado mundial. En este caso no se afirma la autonomía en general de unos grupos con respecto a otros, sino una autonomía operacional, logística, local o temporal que reafirma simultáneamente la centralidad orgánica de todos esos grupos como parte de un todo, con un solo objetivo revolucionario. Todas las tentativas de internacionales revolucionarias del proletariado, al mismo tiempo que parten de la acción autónoma de las diferentes expresiones del proletariado y afirman la necesidad de las diferentes estructuras o secciones de los diferentes países, intentan constituirse como fuerza única revolucionaria centralizada internacional e internacionalista.

Pero hoy se habla de autonomía para cualquier cosa, de autonomía de gobiernos, de regiones autónomas, de autonomía de unos grupos con respecto a otros grupos, de autonomía de unas asambleas con respecto a otras, de autonomías empresariales, de autonomías productivas, de autonomías de gestión, etc. Hay que denunciar todo esto claramente como lo que es, como la apología de la sociedad presente, cuya centralización mercantil se basa precisamente en la autonomía de todos los que confluyen en el mercado, de la autonomía de toda unidad productiva y de decisión con respecto a otra, de propiedades privadas autónomas.

Por lo menos cuando oigamos hablar de autonomía dejemos bien claro de que autonomía se habla, no tengamos miedo en criticar el autonomismo a la moda y contrapongámosle la autonomía del proletariado unificado y centralizado internacionalmente.

 

Notas :

a. De “Regeneración”, 29 de julio de 1911.


CO51.7 La fiesta de los caracoles