Ese monumento a la disociación, a los virajes oportunistas, a los zizagueos entre el autonomismo y el stalinismo, a los arrepentimientos, que es Toni Negri, se presentó en Italia el 24 de junio de 1997, siendo inmediatamente arrestado.  

He aquí lo que declaró, tan famoso "marxista" en tales circunstancias:  

"Sé bien que he cometido muchos errores, de los cuales soy culpable. Pero sé también que el Estado italiano no es completamente inocente" 

"Corriere della Sera" 25 de junio de 1997.  
 

¡Cuidado compañeros, el Estado no sería completamente inocente! 

 

CO41.2 Perlas de la burguesia