CO40.3.4 ¡El proletariado en Albania no parece esperar demasiado de las alternativas burguesas!

 

Estábamos cerrando este número de la revista cuando llegan las primeras noticias de que la ola de protestas que conmueve Albania toma proporciones más serias. Con emoción e inmensa alegría recibimos la noticia, esta mañana, de que los "revoltosos" (¡Ah! ¡que júbilo profundo escuchar una vez más que los proletarios incontrolados vuelven a primer plano!) habían destruido varios edificios oficiales, que ocuparon cuarteles (¡y hasta barcos!) y se apoderaron de las armas y que en ciudades del Sur quemaron varias comisarías así como el Buró Central de la Policía Política, con milicos y torturadores adentro, que 3 o 4 conocidos torturadores fueron quemados vivos por los "insurrectos", en fin, que habría varios más que resultaron linchados por esos queridos incontrolados. Y lo más importante es que todo esto sucede cuando el gobierno, dirigido por Sali Berisha, se apresta a asumir un nuevo período gubernamental y la oposición burguesa (los viejos stalinistas) concentran todos sus esfuerzos para canalizar electoralmente toda la rabia proletaria ¡Parecería que por aquí no va a marchar tan bien, como esperaban, el planteo reformo- socialo- trosco- anarco- catolico- stalo- democrático de juicios civiles o/y militares para los culpables de la tortura y la desaparición de nuestros hermanos proletarios!
 
 

¡Ni carnavales electorales, ni el cuento de los juicios!

¡Viva la revuelta proletaria en Albania y en todas partes!

 
* 3 de marzo de 1997 *