CO39.2 La economía está en crisis ¡Qué reviente!

 

LA ECONOMIA ESTÁ EN CRISIS

 

 

 

 

 

 

 

QUE REVIENTE !

* * *

Debate

No nos creeremos la crisis hasta que no empiecen a suicidarse en masa los ricos (1)

Extractos

"El bluf del 92 ya ha pasado (2). Ahora nos imponen la crisis, después de haber hipnotizado al personal con un período "próspero" que sólo se advertía parcialmente en el consumo de tonterías, el endeudamiento y el incremento de los beneficios especulativos. Eso sí, la selección ganó una medalla y el intocable Barça, la liga. Anteriormente, el PSOE con su reconversión, como fiel servidor del Capital, finalizaba la transición (3) e iniciaba aceleradamente la modernización de la Opresión, borrando del mapa los movimientos asamblearios que caracterizaron el final del franquismo y la transición. Se implantaba el sindicalismo civilizado y se encuadraba el malestar dentro del propio idioma del Estado-capital: la economía, la política. Cuando los sindicatos (y otras formas de oposición cívica) dicen No, podemos estar seguros de que es un Si, disfrazado de no, puesto que el Estado necesita una oposición que haga simulacros de huelgas para desmovilizar y desmoralizar al personal. Con las negociaciones gobierno sindicatos, está clara la función de éstos en el juego espectacular de la política: controlar a los pobres y hacer entrar la razón de Estado en nuestras cabezas.

Vivimos en una sociedad donde la política desplaza el lenguaje propio de los oprimidos, decide, gestiona y disfraza esa mentira en única realidad (4). Gestionan nuestras miserias y monotonías. Gestionan la riqueza, que ya es abstracta e inexistente, como Dios en la Edad Media, nadie puede estar fuera del cristianismo actual: el culto a la abstracción monetaria, la Economía y la Política. Gestionan y desarrollan proyectos, para gestionar déficits, beneficios y represiones.

Los curas sociales con sus servicios sociales, domestican, recomponen, reutilizan la marginación para el negocio humanitario del concepto, reapropiado por el Estado, de la Solidaridad. Se desarrolla el escaparate del gasto social, de su recorte y la falsa lucha que recrean. Inútiles licenciados y estudiosos del vacío social, encuestan, proporcionan, redefinen los problemas para solucionarlos en la propia perpetuación de éstos. En realidad, nuestros problemas son ellos.

Marginan con el paro (es decir la desocupación NDR) a perpetuidad. Marginan con el suculento negocio de la represión de las drogas, de la represión de la "delincuencia", del gran negocio del control global de la sociedad. Gestionan, gestionan, gestionan... Gestionan invadiendo nuestras vidas de "seguridad" y aburrida muerte social.

Los Medios de comunicación difunden sus mentiras, el malabarismo de la superflua publicidad de la información, nuestras neuronas paralizadas... ¡Atención! Hablan, informan, difunden, venden, forman. Destruyen inmovilizan lo que existe, el deseo de la vida que es revuelta, que no existe hasta que muere y es vendible, por sus canales. Solo su versión del mundo es la que existe, la versión apartada, un mundo a su imagen y semejanza.

Nos dan miedo, nos provocan el miedo. Nos integran en su paranoico juego de realidades aparentes. Control informático, control mediante la información, circo político, invento de las razas, reality show, supervivencia reciclable ecológica-vende-bien, encerrados en la rutina.

* * *

Como definir esta "moderna" contrarrevolución permanente en esta porción del pastel?

... Desde fines de los sesenta se desarrolla en toda Europa (5) un proceso de modernización de la opresión (en parte para acabar con las luchas salvajes no mediatizadas como el 68 francés o el otoño italiano), haciendo el mundo más invivible para nosotros. Se corta la comunicación real y sin intermediarios, surgida de la experiencia y de la lucha. La separación que había surgido entre la clase dirigente, su Estado y los oprimidos, que podía poner en peligro la dominación se llena mediante la política, el sindicalismo, el consumo y la necesidad del dinero para cualquier actividad. El dinero trae el distanciamiento y el aislamiento entre los pobres. La necesidad de dinero determina una pérdida cualitativa de las relaciones (6). Se introduce en nuestras conductas el ansia de dinero como elemento distorsionador: la apariencia, el escaparate. Se muestra todo, se tiene la necesidad de mostrarlo todo, aunque en realidad se sabe que solo una pequeña parte es lo que podemos poseer, generalmente lo más Kicht (7), los sucedáneos...

Se muestra la caricatura de la "riqueza", que es precisamente caricatura porque se muestra en un mundo de pobres. Del mundo de los ricos solo sabemos lo que nos muestran las series de TV, y que es lo más falso y es a la vez lo que más envidiamos e imitamos.

La sociedad se muestra capaz, en muchas ocasiones de digerir y a veces crear revueltas, ya sea por medio de la represión, la recuperación o ambas a la vez. El dinamismo de la sociedad consigue integrar de buen grado o a la fuerza.

Durante la transición y durante el gobierno del PSOE, el papel domesticador de los sindicatos ha sido evidente como aparatos al servicio del Estado-Capital frente a ellos, a veces, se han impuesto movimientos asamblearios (8) que desbordándolos plantaban cara al capital. El Estado recreó los sindicatos para controlar las luchas mediante la burocracia, su representatividad, y el acto de negociar delegadamente. Actualmente los sindicatos tienen poca afiliación, no llegan al 15 % (9) de los asalariados y están ampliamente subvencionados por las instituciones del Estado. Por lo tanto, forman parte del Estado, son en sí una institución de éste y sus excelentes servidores.

La razón de Estado se acabó imponiendo dando por finalizado el movimiento de las asambleas con la recuperación sindical, la represión (muchas veces sangrienta como en el caso de Vitoria, Reinosa, Euskalduna, Portuarios... llegando al asesinato de trabajadores) y el fraccionamiento. Consiguen imponer su dinámica, su discurso, su forma de vivir.

El espectáculo democrático intenta canalizar la insubordinación social. La santísima trinidad Estado-Capital-Economía es incriticable. Todo queda atado por la lógica del dinero, es decir la lógica de la mera subsistencia hasta la máxima expresión de la abstracción económica. Abstracción de una mentira, universal y creída.

El ideal imposible del capitalismo moderno es transformar en cuadros a los trabajadores de las metrópolis. Ante este fracaso colectivo, una parte importante de los trabajadores, y la gran parte de los países en vías de desarrollo (10) son desplazados a la miseria y la marginación. La mentira de pertenecer a la clase media, pacífica, desarrolla la función de parachoques de la conflictividad social. Aquí aparecen nociones absurdas como la de usuarios y el consiguiente espíritu cívico que provoca la sumisión en el comportamiento cotidiano. ¿Ciudadanos? Término agradecido de los amos para los buenos esclavos, pobres pero honrados.

Y aparece una nueva contradicción en la idea de clase media: recortes de presupuestos, encarecimiento del nivel de vida y nueva expansión comercial de los grandes. Las multinacionales dominan el mercado absorben y aniquilan a los pequeños por un lado y, por otro, descentralizan la producción en pequeños núcleos, que muchas veces no son más que empresas que esconden la realidad de trabajadores autónomos dependientes de la propia multinacional, o centros donde se emplean a los nuevos jornaleros urbanos.

* * *

Desde luego, con esta crisis los yuppies no se tiran por las ventanas

Metidos en la mierda de una supervivencia llena de bonitos anuncios y escaparates dispuestos a expoliar nuestros míseros sueldos, suelos llenos de monedas y limosnas para parados, o navajas dispuestas a la cárcel y el pico. Trabajadores en autoempleo, o lo que es lo mismo autoexplotación (11). Sumisos trabajadores por cuenta ajena, el que explota es el cliente, usuario y fisco. Autogestión de la explotación, vacío de la lucha social. Demasiado trabajo, habrá que ducharse y orgullosos gritar "soy mi propio amo". Nunca mejor dicho, el eterno autoputeo del obrero dispuesto a entrar en la anodina clase media. Ojalá no esté tan asumido, como asumido lo tiene el botiguer.

Jornaleros urbanos. Variopinta gente buscando chapuzas. Empleos sumergidos. Paro de por vida. Empleo precario. Obreros domesticados por los gastos, las amenazas, los contratos, las letras. Sindicatos que deciden por ti, empresas de la reproducción de la fuerza de trabajo. Movilidad, eufemismo de emigración para el ciudadano de primera, es decir con pasaporte de esclavo autóctono. Si cada vez es más insoportable trabajar, vistas las condiciones de sumisión y control crecientes, también es cada vez más difícil sobrevivir sin trabajar, es decir buscar el dinero, si no es por medio del trabajo.

Nuestra vida se ve invadida por imágenes cibernéticas, que distraen, pero aburren. El televisor es la hostia, la hija con el video en el cuarto mirando como Jackson se tira al ratón Mickey, mientras la mujer se compra un encerador de suelo con la tele activa. El computador descompone neuronas marcianas del niño que tiene mono de matar aleinígenas pues el mando no funciona. La palabra desaparece, sólo habla el Capital, la razón de Estado. Nos organizan y controlan técnicamente la soledad que nos obligan vivir. Aislamiento, pero el chip funciona a destajo. El Estado está en nuestra más vida íntima, controla aspectos de la vida cotidiana, la divierte a su gusto.

El Estado, al atomizar y romper la comunicación entre la gente e invadir la vida privada, trata de distorsionar la lucha que aparentemente está en su contra.

Sin el Estado, nada. Todo ha de pasar bajo la custodia del Estado y con la protección y la bendición de la política. Este es el logro más importante a partir de la segunda guerra mundial. El Estado democrático se muestra como el único interlocutor, el único mediador y el único comunicador de ideas, válido y reconocido.

La Democracia es el engaño respecto a la comunicación. Por ella y en ella los políticos expresan sus ideas que a la fin se convierten en las de la mayoría. Nos quitan el Poder de poder y saber comunicarnos, nos borran las palabras de nuestros labios para sustituirlas con sus mentiras ideológicas.

La democracia no es si no la apropiación de la comunicación (el poder de la comunicación) por parte de los políticos que se convierten en nuestros representantes e incluso en los delegados de nuestras ideas, jamás expresadas.

La democracia es la apariencia de la confrontación de mentiras rivales que se complementan y que su único y primordial fin es salvaguardar la razón de Estado.

* * *

Lo que no sale por la tele: no existe

Lo que es excluido, lo que está fuera del círculo de su realidad y su mentira, no existe. Así, si ves algo no es como lo has visto, sino como dicen que ha sido. Parece mentira, pero les funciona, hay gente que ve por los ojos del Estado y no por los suyos, ya sea por miedo o apatía de los chips cerebrales.

¡Menuda suciedad basada en la información! Microelectrónica, genética, control, ecología, servicios, postindustrialismo en la metrópoli, industrialización en la semiperiferia y guerra en la periferia.

La crisis que nos imponen es para continuar la huída que hace el Capitalismo para seguir reproduciéndose...

La sociedad del Espectáculo, la Mercancía y el Control está llegando y se desarrollará en términos que superan las predicciones y observaciones de los situacionistas. Mientras tanto nosotros de crisis, con el miedo del paro y la policía metida en nuestra vida.

* * *

Nos anunciaron la crisis, siempre hemos estado en crisis

Con la excusa de la crisis hacen que parezca necesaria una vuelta más a la tuerca de la explotación y del control de la población. Todo depende de hasta donde la gente esté dispuesta a llegar. Del obrero del bienestar, a la precariedad. Pérdida de un siglo de concesiones-conquistas. Pero en este país, nunca hemos conocido el "Estado del bienestar". Siempre hemos conocido el "bienestar del Estado".

La huelga general forma parte de la función de los sindicatos dentro de la dominación; se adelantan en crear un movimiento para encauzar la insatisfacción por el incremento de explotación que significa la crisis y las consecuencias jurídico-económicas que provoca: nuevas leyes sobre el empleo y el recorte de los gastos sociales. Se trata de encauzar la insatisfacción social para que no sea peligrosa.

Los sindicatos se han visto rechazados muchas veces por su papel en el espectáculo político-social-económico, por eso durante la ofensiva capitalista de la reconversión, el 92, y la posterior crisis deben radicalizarse aparentemente para poder seguir haciendo su papel, es decir seguir existiendo. Están convirtiendo el arma de la huelga en un show inofensivo para jugar a los datos y cifras de la política, estos montajes sindicales están dirigidos contra nosotros y los nuestros...

Tanto como el individuo se ha convertido en productor consumidor aislado, las luchas quedan aisladas dentro del circo informativo de la noticia. Tanto tenemos que luchar contra la atomización que nos imponen, como contra el aislamiento de nuestros colectivos y las luchas contra el poder. De ahí la importancia de la comunicación, la difusión de nuestras palabras y las prácticas colectivas que tienen que decir todo por si mismas, sin necesidad de justificaciones ideológicas, banderas, vestidos o siglas.

Invertir la utilización que el Estado-Capital da a las calles. Circulación de coches y mercancías, escaparate de la soledad. Ante el aburrimiento y el binomio diversión-dinero, buscar salidas realmente divertidas. Es decir recreadoras de la vida. Subvertidoras del orden.

Reafirmar los actos de insumisión en todos los terrenos. La insumisión cuando es real (negarse al diálogo con el Poder), conlleva en sí una victoria, ya que la Democracia necesita de una pregunta-respuesta para funcionar. Es necesario un debate teórico-práctico de las formas de intervención. Experimentando formas de luchas nuestras y de los nuestros.

Enajenados, anulados, alienados. Este es un mundo extraño en el que la vida ya no nos pertenece. este mundo no nos afirma para nada, sino al contrario que nos niega. Es por esto que nosotros solo podemos pensar en lo negativo. no hay alternativas, si la economía está en crisis ¡qué reviente!

* * *

Notas :

1. Lo que sigue son extractos de un texto debate publicado por el número 8 del periódico "Akefalos" (Apartado de Correos 37120 - 08080 Barcelona España) hace algo más de un año (los lectores que deseen el texto completo pueden pedir fotocopia del mismo a la dirección central - Grupo Comunista Internacionalista) El nombre del periódico es explicado así por sus redactores "La mitología griega describe un pueblo de gentes sin cabeza, sin jefes ni subordinación. Porque somos seres que perdemos la cabeza en lo que ellos dicen imposible. Seres extravagantes, sin sentido común, que luchan contra la normalidad social de los esclavos y sus amos."Las notas al pie de página son de la redacción de Comunismo.

2. Si bien algunos aspectos de este artículo se refieren principalmente a España (Bluf del 92: Exposición de Sevilla, conmemoración de los 500 años, Olimpíadas en Barcelona,...) como estos primeros párrafos, otros, como verá el lector, tienen una validez mucho más general que determinaron nuestro interés en publicarlo.

3. En España se le llama así al período de "democratización del franquismo" durante el cual el Estado se reorganiza gracias a la gestión del "partido socialista obrero español" (PSOE).

4. Una de las cosas que más nos gustó de este texto es que compañeros con formaciones e ideas distintas, con expresiones diferentes llegan a expresar cosas tan similares a las que nosotros expresamos acerca de esta sociedad. Por ejemplo el contenido de esta frase que nos parece muy claro, nosotros lo expresaríamos diferente, por ejemplo diríamos que es la democracia (no solo política, sino social, económica, integral) la que elimina la comunicación interna a la clase, la que destruye los lazos asociativos y vemos perfectamente que "desplaza el lenguaje propio de los oprimidos" porque los desintegra como clase, porque los atomiza, porque los transforma en compradores y vendedores, en idiotas útiles, en ciudadanos.

5. Lo que a continuación se describe es sin duda mucho más general que para "toda Europa".

6. Aquí también no es que los autores se equivoquen, sino que consideran un fenómeno como relativamente local o nuevo, cuando es general para todo el mundo capitalista desde hace siglos. Todo esto de como la comunidad del dinero liquida a toda la comunidad entre los hombres lo había descrito perfectamente Marx en los manuscritos de 1843/44, refiriéndose a los siglos anteriores. No negamos de que todo esto es cada vez peor y en ese sentido estamos de acuerdo en subrayarlo hoy como hace Akefalos intentando subrayar el salto cualitativo en la deshumanización de las relaciones humanas por el dinero, pero el lector no debiera olvidar nunca de que estos elementos son la esencia misma del sistema capitalista mundial que la humanidad soporta desde hace al menos 5 siglos y no solo en Europa sino en el mundo entero.

7. Es decir "cursi", de "mal gusto", extemporáneo", "recargado".

8. La oposición entre asamblea obrera y sindicatos como aparatos del capital es lógica en países en donde el burocratismo sindical es tal que los sindicatos no funcionan en base a asamblea de fábrica; pero no debiera olvidarse que en algunos países y períodos en donde la radicalización del proletariado es importante los sindicatos funcionan también en base a las "asambleas obreras" para mejor cumplir su función de encuadrar y liquidar las luchas proletarias.

9. Aquí, si lo que dicen los autores del texto se refieren a España y aunque en todo el mundo los sindicatos son aparatos del Estado y en los últimos años se ha verificado una disminución de los sindicalizados y por lo tanto del control de la clase obrera, este porcentaje tan pequeño de sindicalizados que caracteriza a España hoy encuentra su explicación en el desgaste de los sindicatos que un gobierno de la izquierda burguesa implica siempre: resultan bastante poco creíbles las protestas sindicales de organizaciones y partidos que comparten el gobierno y por eso necesitan a menudo las "curas de oposición".

10. Tanto la utilización de términos como "... países en vías de desarrollo" como la dicotomía entre países que la misma implica, en un texto tan claro como el que reproducimos, resultan sorprendentes concesiones ideológicas a la opinión pública y a la visión del mundo impuesta por los medios de comunicación.

11. Ya en otras ocasiones, cuando se dice "autogestión = a autoexplotación" hemos señalado que a pesar de la fuerza de propaganda que puede tener esta consigna no es del todo correcta. El sujeto de la explotación es siempre el capital y nunca uno mismo como pareciera indicar la fórmula "autoexplotación". Por otra parte el objeto de la explotación, el explotado es siempre el proletario, los proletarios. Lo que se quiere indicar con esas fórmulas contra quienes hacen la apología de la autogestión en el capitalismo es señalar que lo que se realiza es la gestión y el control de la explotación que en realidad hace el capital, que en la autogestión los trabajadores en vez de liberarse de la explotación controlan colectivamente que la misma se realice mejor. Se trata sí de un autocontrol, de una autodisciplina e incluso muchas veces de un aumento cuantitativo y cualitativo de la explotación; pero siempre en beneficio del capital. En ese sentido en lo que sigue se ve una cierta confusión en cuanto al sujeto de la explotación (ni el cliente, ni el usuario pueden ser en sentido estricto los explotadores y no tiene mucho sentido en ponerlo en el mismo lugar que el fisco que lo es en la medida en que el plusvalor del que se apropia el Estado es utilizado en beneficio del capital colectivo; y nuevamente el sujeto de la explotación no es el fisco, sino el capital). La expresión que aparece después "autogestión de la explotación", si resulta correcta, en el sentido de que el propio trabajador contribuye a la gestión de la explotación que realiza el capitalismo.

* * *

Lea "La reactivación... ¡Qué reviente!"