EDITORIAL :

 

CONTRA LA PAZ Y LA GUERRA DE ESTE MUNDO DE MIERDA

 



 

Nunca rompieron más las pelotas con el fin del comunismo, el reino de la armonía universal, de la paz en el mundo, del libre arbitrio. Nunca nos tiraron más mierda con el cuento del fin de la lucha de clases, con la paz social e internacional; ahora sí, eternamente conquistada. Una vez más, no faltaron los teóricos del capital que en los cinco continentes anunciaron el fin de todas las contradicciones y no faltó quienes (ejemplo desde el periódico La Vanguardia de España) anunciaran que se había llegado al fin de la historia de las contradicciones y violencias en general!

Pero todas esas peroratas no podían lograr evitar, la catástrofe de la sociedad capitalista. La barbarie, la crisis, la guerra sigue estando ahí nomás, a la vuelta de la esquina, tal vez en este preciso instante, ... tal vez cuando se firme el nuevo tratado de paz...

A nosotros, nos tratan de locos, de amargados, de contreras..., porque nunca compartimos ese optimismo idílico con el que los medios de difusión imbecilizan ciclicamente a la gente, y cuando todo el mundo habla de paz, de fin de las guerras, ... seguimos difundiendo nuestras posiciones invariantes, mostrando la realidad tan amarga como es: el capitalismo no solo no elimina las guerras, sino que las generaliza; sin las guerras el capitalismo no viviría. Y más aún, contra esa imbécil oposición entre guerra y paz, que nos presenta la opinión pública nosotros reafirmamos, contra toda la corriente, las posiciones de siempre del comunismo revolucionario: la paz no es más que parte de la guerra capitalista e imperialista, la paz es siempre una paz armada entre potencias que prepara una nueva guerra; al mismo tiempo que ponemos en evidencia el papel invariante de todos los pacifistas de contribución a la guerra, y denunciamos cada parloteo de paz o tratado de paz, como un paso más en la preparación de la guerra.

"¡Cuando los burgueses hablan de paz, están preparando la guerra!". Esta afirmación tiene hoy, que el espectáculo de la paz es omnipresente, más actualidad que nunca:

Pero los ejemplos de este tipo son infinitos, desde tiempos inmemoriales y en todas partes, la guerra fue llevada adelante en nombre de la paz. Antes de poder enviar a millones de proletarios a las sanguinarias guerras, a cada cual más imponente, cada campo burgués debe realizar la Unión Nacional necesaria para la guerra, mostrando que su buena voluntad ha realmente agotado todas las posibilidades de una solución pacífica, y que por ello se recurre ahora a la guerra ... como única salida para obtener la paz.

Hoy o mañana, cuando le quieran echar la culpa de la guerra a tal o tal chivo espiatorio y nos lleven al matadero con el cuento de la lucha por la paz, por la democracia, la civilización, el progreso, o lo que carajo sea, nuestra respuesta fue, es y será siempre:
 
 

LUCHEMOS CONTRA NUESTRA PROPIA BURGUESIA, OPONGAMOS A LA GUERRA CAPITALISTA LA REVOLUCION SOCIAL UNIVERSAL.
 

Resulta que ahora en Occidente, el chivo espiatorio resultó ser Sadam Hussein. Ni más ni menos que el que ayer fuera considerado "salvador del mundo libre contra fanatismo religioso del Iran", quien recibiera apoyo sistemático de todas las grandes vedetes universales en los parloteos de paz (solo a título ejemplativo recordemos que las potencias que más armas vendieron a Irak en la última década fue la URSS de Gorbatchev y la Francia del Sr. Mitterand).

¡Cuánta mierda!, ¡cuánto cinismo!, los mismos que ayer callaban la guerra social que se desarrollaba en Irak, la resistencia del proletariado a ir a la guerra, los asesinatos masivos de desertores en todo el Irak, los bombardeos de las regiones pantanosas (en donde se concentró la resistencia revolucionaria a la guerra) por la propia aviación irakí, la barbarie suprema dirigida por Sadam Hussein (1), ponen hoy el grito en el cielo, porque a este mismo señor se le ocurre ocupar algunos kilometros cuadrados (con mucho olor a petroleo!), sin que les parezca contradictorio, el también haberse callado cuando USA ocupaba Granada o Panamá.

Nos dicen que este sr. Sadan Hussein, es un bárbaro, un energúmeno, un peligro universal, un nuevo Hitler (como ayer nos prepararon contra Ayatollah Komeni o Kadafi!) ... con la misma "naturalidad" que ayer lo alababan y adulaban para poder vender sus sofisticadas aparatos de matar. Así París firmó los primeros contratos para la venta de sesenta aviones Mirage y de doscientos carros de combate AMX, en 1975 luego que el entonces primer Ministro francés, Valéry Giscard D'Estaing declarara que Sadam Hussein "es un dirigente realista, consciente de sus responsabilidades, y constantemente preocupado por los interéses de su país y el buen equilibrio de esta región del mundo". Este amor idílico entre los jefes de ambas potencias terroristas, no cesó a lo largo de estos 15 años. Así este mismo año, el 7 de febrero de 1990, el ministro francés de la defensa, Jean Pierre Chevènement declaraba: "Sadan Hussein es un dirigente valiente y querido, con visión de conjunto y de largo plazo", al mismo tiempo que felicitaba a las autoridades de ese país, por el lanzamiento de un nuevo misil balístico, porque constituía, según él, "un éxito en el reforzamiento de la defensa del país".

Pero, en sus mentiras, en sus vaivenes, en sus maniobras, ellos no dejan de expresar parte de la verdad (a su manera y desde su punto de vista de clase) y así como afirman hoy que Sadam Hussein es un sanguinario y un energúmeno (por razones muy diferentes a las que nos llevan a nosotros a afirmar lo mismo, claro está), no les han alcanzado los espacios de los medios de difusión para afirmar que el Estado de Irak, es un Estado Terrorista (por lo de la llamada "toma de rehenes" (2)). En realidad tanto Busch, Mitterand, Gortbachev como su admirado par, Saddam Hussein, tan "realista y conciente de sus responsabilidades" son sanguinarios y energúmenos, de la misma forma que es terrorista cada uno de sus Estados (que en realidad no son más que tentáculos locales del Estado terrorista mundial del capital).

Más aún, no es porque estos señores sean bárbaros, caníbales y energúmenos, que el mundo está nuevamente sometido a la locura y la barbarie de una movilización militarista generalizada; sino que esta sociedad bárbara y criminal solo puede cooptar este tipo de gente para dirigirla. Hitler, Roosvelt o Stalin, no fueron tampoco locos, sino productos coherentes del capital y su barbarie.

No es este el lugar para aportar nuestro granito de arena a la especulación generalizada, sobre si la guerra sí, o la guerra no, ... todavía ... (3); simplemente nos parece importante subrayar que la actual repolarización del mundo y los enfrentamientos que se preparan no nos parecen maduros aún, en cuanto a constitución de bloques y mistificaciones para el objetivo supremo de la burguesía de llevar a la guerra generalizada al proletariado mundial. Sin subestimar la adhesión que ha suscitado Saddan Hussein en extensas masas del proletariado internacional, por el odio que éstas sienten contra los Estados gendarmes de las grandes potencias imperialistas, nos parece que el "carnicero de Bagdad" está demasiado quemado frente a sus propias tropas y población, (como también lo está Yasser Arafat o Kadafí) para constituir un polo creíble frente a la adhesión masiva que tienen las potencias occidentales y cristianas, y lograr los objetivos supremos del capital. Esta afirmación, no excluye el desarrollo de la polarización y de los conflictos militares a corto plazo, sino que tiende a advertir sobre el peligro de una polarización interburguesa internacional mucho más neta, atrayente y por lo tanto peligrosa para el proletariado mundial, si las mismas banderas de Saddan Hussein son retomadas por fracciones del capital menos quemadas frente a sus propias poblaciones.

La agitación acerca de la guerra del golfo, asume así diferentes funciones. Más allá de las evidentes contradicciones imperialistas, que solo constituyen la parte más visible de lo que está en juego para la burguesía, la cruzada llevada adelante por la burguesía occidental "progresista y civilizada" para aplastar a "Sadam el Bárbaro", manifiestan la confirmación del papel de gendarme internacional, que este campo burgués juega y pretende mantener en el mundo. Los cruzados de la "democracia", a golpes de cañón y glasnot, tratan de afirmar así, su derecho (4) a intervenir donde se les antoje, a los efectos de afirmar cada vez más su forma de dictadura terrorista de la libertad de cambio y de empresa, sobre todo el mundo. La posibilidad evocada por los Estados de Francia, Rusia, y Estados Unidos, de asumir una acción armada contra Ceausescu, en diciembre del año pasado, cuando las grandes luchas en Rumania (ver texto correspondiente en esta misma revista), eran ya un paso suplementario en la afirmación del proceso guerrero que esos gendarmes de la democracia quieren imponer. El envío de tropas americanas, francesas, inglesas, ... al Golfo, acompañadas de los buenos deseos de Moscú y de las Naciones Unidas, no es más que la continuidad de ese mismo proceso de preparación de una guerra total, mucho más generalizada, como solución del capital para resolver la crisis que lo carcome.

Los pasos en la preparación de la guerra se marcan hoy principalmente, por el ambiente de terror generalizado compuesto en torno a las tensiones en el Golfo, así como en todo el Medio Oriente y secundariamente, por la militarización de otros conflictos tanto en Africa como en América Central y América del Sur. Paralelamente a las campañas pacifistas, que tienden a probar que la guerra es la última cosa a la que se recurriría y solamente si no se tiene más remedio, se busca acostumbrar al proletariado a la idea de guerra, incluso antes de enviarlo a recibir las primeras balaceras en el frente. Pero la guerra, ya es mucho más que una idea para los miles y miles de conscriptos que ya fueron enviados al frente: para ellos, para sus amigos y familias, el reventar para satisfacer los interéses de los mercaderes es, ya hoy, una perspectiva bien material.

Enfrentamiento militar inmediato en el Golfo o no, la nueva declaración de guerra contra el proletariado mundial no pudo ser más evidente desde principios de agosto de este año, cuando en todos los países del mundo se llama a la movilización, a la defensa de la patria, a soportar una austeridad mucho más violenta aún so pretexto de la guerra que ellos mismos prepararon.

La castástrofe de la sociedad del capital resulta más inocultable que nunca, la mortífera paz (las conferencias cumbres sobre la infancia reconocen 40.000 niños por día asesinados por "la miseria" incluso en épocas de paz) combinada con una depresión explosiva que ya ha comenzado, será combinada por guerras impresionantes cuya barbarie nadie puede limitar, ni predecir.

La barbarie y la guerra, no están en el "golfo" ni en el otro extremo del mundo, sino por todos lados, en la vida corriente, en la condena a la desocupación, al trabajo, a la miseria, a la austeridad, a la defensa de la patria, a la persecusión, a la cárcel...

En efecto, todo el espectáculo entorno al Golfo, busca hacernos olvidar que en realidad, la verdadera guerra se desarrolla aquí y ahora, contra la burguesía que nos explota y terroriza; es la guerra llevada adelante por "nuestros" gobiernos para imponernos la austeridad y liquidar toda oposición frente al "peligro de guerra". La guerra no es, esa idea lejana y ajena a nosotros, que nos venden los medios de difusión; la guerra se desarrolla aquí y ahora, es la llevada adelante por la burguesía contra nuestra clase para aumentar la explotación, para hacernos soportar todo el peso de la crísis del sistema capitalista, para imponernos más miseria, para aplastarnos con condiciones de vida cada vez más insoportables, antes que terminar de aplastarnos con el peso de la muerte y la paz de las tumbas!.

En esa supervivencia de todos los días a la que nos condenan, se expresa hoy más que nunca el canibalismo supremo de décadas de contrarrevolución. Este siniestro mundo de muerte y terrorismo de Estado, solo podrá ser enterrado por la lucha proletaria, por la REVOLUCION.

Desde el punto de vista de la humanidad entera, no hay otro camino, ni otra salida, que responder a la violencia y al terrorismo de esta sociedad putrefacta, por la violencia y el terrorismo liberador del proletariado revolucionario. io. Hoy como siempre, luchemos por la constitución del proletariado en clase y por lo tanto en Partido mundial, verdadero sepulturero de esta sociedad criminal.
 
 

de octubre de 1990
 



 
 

NOTAS :

1. Desde hace muchos años nuestro grupo ha denunciado permanentemente la guerra Iran Irak como una guerra del capital contra el proletariado en ambos países y en base a elementos concretos enviados por compañeros nuestros en esos países o/y en los campos de refugiados no hemos cesado de denunciar, en ambos lados del frente, la lucha de los Estados terroristas para encuadrar a los proletarios.

2. Esto de cuando es "toma de rehenes" y cuando es "arresto de delincuentes", como todo lo demás manejado por los medios de fabricación de la opinión pública, es arbitrario, subjetivo (punto de vista de clase y fracción), y absurdo. Lo que nos resulta claro, es que el mismo hecho según quien lo presente es toma de rehenes y violación de los derechos internacionales o persecusión de terroristas refugiados en las embajadas, como ayer cuando los milicos franceses rodeaban la embajada de Iran en ese país buscando apoderarse de tal o tal representante. Lo que también parece evidente, es que en todo esto de los "rehenes" tomados por Irak, nos están vendiendo la torre Eifel, que detrás de todo esto hay gato encerrado; de lo contrario no podría explicarse que todos los diplomáticos se encuentren como rehenes y luego los periódicos de todo el mundo anuncien que "Irak endurece su posición y expulsa a decenas de diplomáticos occidentales"!, entre los cuales se encuentran los agregados militares de las principales potencias occidentales.¡¡Nadie expulsa, a quien se tiene como rehen !!! ¡¡Y menos a estos coroneles y generales occidentales que serían los rehenes por exelencia!!.

Salvo, salvo,.. que ya, ahora mismo, se estén poniendo de acuerdo, detrás del telón del espectáculo y arreglandoselas entre ellos para "expulsar mutuamente" a los burgueses importantes de amobs campos y que los verdaderos rehenes no sean estos personajes, sino los trabajadores de uno u otro país, la población civil,... Y en realidad sabemos que detrás del espectáculo que nos exhiben, los burgueses siempre negocian entre ellos y se abrazan en secreto, mientras que los únicos y verdaderos rehenes son los proletarios de ambos campos.

3. Pues de todas formas no cambia nada, los pretextos de guerra no faltarán. Y para los que todavía lo dudaban, en el momento de imprimir este editorial (principios de octubre), los enfrentamientos miltares en Rwanda constituyeron ya suficiente pretexto para otra intervención militar de esos asesinos y torturadores con patente oficial que son los paracaidistas y paracomandos franceses y belgas, que como siempre irán matar en nombre de una "misión humanitaria".

4. Como todo derecho, basado en la fuerza y la violencia.
 
 


CO28.1 Editorial : Contra la paz y la guerra de este mundo de mierda