¡¡AÚN OTRA TENDENCIA TROTSKISTA!!

Tres grupos: la "Organización Comunista de Revolucionarios de Argelia" (OCRIA), "Combate Comunista" (Francia) y "Nucleos Leninistas Internacionalistas" (Italia) acaban de formular una declaración común que se supone debiera contener los puntos de referencia para la construcción de una "tendencia comunista internacional".74

¡Bravo "camaradas"!, lo que es verdaderamente original en vuestra "nueva tendencia", son vuestros puntos de referencia programáticos que corresponden su totalidad y punto por punto, al programa de la contrarevolución, al de la liquidación de todos los fundamentos programáticos e históricos de las izquierdas comunistas en todo el mundo.

El primer gran punto de ese agrupamiento es el descubrimiento del carácter revolucionario del "trotskysmo de Trotsky" (¡!); lo que constituye una falsificación abierta de la obra de las fracciones de la izquierda comunista internacional (Bilan, Prometeo, Communisme, Octobre, Comunismo) que durante más de diez años lucharon contra el "trotskysmo de Trotsky", y dadas las posiciones prácticas de éste durante la guerra imperialista de España, afirmaron definitivamente que el trotskysmo del propio Trotsky tenía un carácter totalmente contrarrevolucionario: "El renegado con plumas de pavo" (Bilan).75 El corolario de este descubrimiento del trotskysmo es evidentemente la alteración de todos los fundamentos programáticos de la izquierda comunista de Italia como nos lo demuestra, luego de un tal bello comienzo, la enumeración de las posiciones de ese conglomerado: "el centralismo democrático" como fundamento del partido revolucionario (¡¡que repetición con las posiciones de la fracción abstencionista de los años 20!! Ver "El principio democrático" 1921)76, el entrismo en los sindicatos, el frente único con reformistas y centristas (¡¡Para cuándo el frente único con Belinguer o Marchais!!)77, el apoyo "no oportunista" a las luchas de liberación nacional (¡!), el parlamentarismo revolucionario (colmo de los colmos para individuos que tienen la audacia y el cinismo de reivindicarse de las posiciones de la Izquierda abstencionista de Italia (¡¡Para cuándo vuestra participación en el parlamento!!) Y como únicos "argumentos" en apoyo de esta siniestra enumeración, los eternos ataques stalinotrotskystas contra "los izquierdistas infantiles", los "kapedistas", ver incluso "los anarquistas"; como si tal involución en las posiciones programáticas pudiese encontrar otra explicación que el ostracismo, la caricatura y la disimulación de las verdaderas posiciones de la Izquierda Comunista Internacional. La única función que pueden tener ese tipo de falsificación voluntaria de las posiciones comunistas, es la de impedir que los militantes de esos grupos se cuestionen y puedan aceptar, así, sin discutir, la "religión leninista"; a reserva de volver a exorcizar de tiempo en tiempo, en base a ataques doctorales y vacíos contra los "demonios infantiles", las posiciones comunistas que puedan aún encontrarse en la memoria de alguno de sus militantes.

¡¡¡Felicitaciones señores!!! Han emprendido muy bien el camino para reconstituir, no el partido comunista mundial, sino por el contrario la Décima réplica de ese engendro de la contrarrevolución que es la Cuarta Internacional.

«Finalmente, no se ve que, ya en la simple determinación del valor de cambio y del dinero está contenida en potencia la oposición de trabajo asalariado y capital, etc. Toda esta sabiduría, en consecuencia, consiste en quedarse por una parte en las relaciones económicas más simples, las cuales tomadas independientemente son puras abstracciones, pero las cuales en realidad son mediadas por las contradicciones más profundas; y en presentar por otra sólo un lado de las mismas en el que se hace desaparecer su expresión.

Por otra parte, aquí se manifiesta igualmente la necedad de los socialistas (sobre todo de los franceses, que quieren demostrar que el socialismo no es más que la realización de las ideas de la sociedad burguesa expresadas por la Revolución Francesa) que demuestran que el cambio, el valor de cambio, etc., era originariamente (en el tiempo), o conceptualmente (en su forma adecuada), un sistema de libertad e igualdad de todos los individuos, pero que ha sido falseado por el dinero, el capital, etc. O también, que la historia hasta el momento sólo ha llevado a cabo intentos fallidos para realizar (la libertad e igualdad) en la forma correspondiente a su verdad, y que ellos los socialistas, como Proudhon por ejemplo, han descubierto al verdadero Jacob, mediante lo cual proveerán la verdadera historia de estas relaciones en lugar de la falsa. A ellos hay que responderles: que el valor de cambio, o aun más, el sistema monetario es en realidad el sistema de la libertad e igualdad, y que lo que se les enfrenta perturbadoramente en el desarrollo reciente del Sistema, son perturbaciones inmanentes al mismo, es precisamente la realización de la igualdad y la libertad, que se acreditan como la desigualdad y la ausencia de libertad. Es un deseo tan piadoso como tonto que el valor de cambio no se desarrolle hasta convertirse en capital, o que el trabajo productor de valor de cambio no se desarrolle hasta convertirse en trabajo asalariado. Lo que distingue a los señores socialistas de los apologistas burgueses es, por una parte, la facultad de sentir las contradicciones que el sistema incluye; por la otra, el utopismo de no comprender la diferencia necesaria entre la forma real y la ideal de la sociedad burguesa, y de querer en consecuencia acometer la empresa superflua de querer realizar la expresión ideal de la misma, ya que esta expresión no es en la práctica más que el reflejo de esa realidad.»

MARX

Notas:

74 Dicha declaración ha sido publicada en italiano en "Il lavoratore comunista" No.8 y en francés en Combat Communiste No.72.

75 Ver sobre la cuestión nuestro texto: "El Trotskysmo producto y agente de la contra-revolución" en COMUNISMO No.2 y en LE COMMUNISTE 8.

76 Aquí la mala fe toma forma ridícula cuando se nos afirma que "el centralismo democrático fue una concepción, compartida por la izquierda italiana de la IC", cuando en realidad dicha izquierda luchó siempre contra esa concepción.

77 Esta aceptación de la táctica burguesa del "Frente Unico" está incluso por debajo de las tesis de Roma (1922) y de la compromisión irresponsable de Bórdiga con la dirección de la Internacional Comunista,

El conflicto llega a su cúspide cuando a fines del 80 a los obreros se les trató de hacer soportar la carencia y el aumento de las mercancías necesarias a su subsistencia. La reacción de los explotados, en su mayoría negros, no se hizo esperar: en noviembre se paraliza toda la zona, las manifestaciones se multiplican y se radicalizan, se toman bancos, fábricas, la estación local de radio, se ataca a funcionarios del gobierno y hasta se roban armas de una planta procesadora de pescado.

No sabemos cual fue exactamente la magnitud de la represión llevada adelante por los cuerpos militares sandinistas, pero a través de las mismas declaraciones de estos sanguinarios se puede deducir su importancia. En efecto, después de los incidentes, cínicamente, estos tuvieron que admitir sus errores. El FSLN tuvo que pronunciarse afirmando "el reconocimiento que el procedimiento que se utilizó no era el más correcto", "las fuerzas armadas no tuvieron tacto para enfrentar el problema" (Ramirez, ministro de la Costa Atlántica).

El hecho de que algunos sectores de la oposición burguesa cayeron en paracaídas sobre el movimiento, les sirvió a los Sandinistas, para ocultar el carácter proletario de la revuelta.

 


CO8.6 Aún otra Tendencia Trotskista (OCRIA, Combate Comunista, Núcleos Leninistas).